Saltear al contenido principal
LA RELOJERÍA JAMÁS CONTADA
septiembre 21, 2020 12:36

Sea Q de Glashütte Original, tentador

&

Qué chulo...

 176 Lecturas de este artículo

Glashütte Original pone en circulación una serie de actualizaciones de una de sus colecciones más valoradas, la colección Sea Q.

Veámoslo

Si hay algo sobre Glashütte Original que os pueda decir, es que tal vez sea una de las consentidas de ese pueblo de las afueras de Dresde, pues aunque no veamos el savoir faire de Lange, ni se respire la Bauhaus cuando estás dentro de Nomos tiene la suficiente identidad para no necesitarlo.

El nuevo Sea Q de Glashütte Original

Cuando vemos un reloj de esta marca vemos muchas cosas distintas que otras marcas de su misma región, pero no por eso dejan de ser muy alemanes, en su estética.

Para mi las esferas de Glashütte Original son distintas porque convergen dos elementos que siempre veo en esta marca.

El primero de ellos es la simple premisa del menos es más, de colocar en una esfera la información justa, sin recargarla. El segundo pasa por quitarle solemnidad a esas formas y darle dinamismo, creo que a Glashütte Original simplemente no le gustan las esferas serias.

El nuevo Sea Q de Glashütte Original

Si fijamos nuestra mirada en la colección Sea Q, nos daremos cuenta que es el ejemplo perfecto de como debe hacerse un reloj, no es para nada sencillo ni tampoco es recargado. El Sea Q también es una forma de revival capaz de crear esa nostalgia de expresar esa relojería sencilla pero efectiva que se hacía a finales de los años 60.

La esfera tiene unos indicadores aplicados en forma de números arábigos, que expresan un carácter bastante jovial, acompañados de unas indicaciones de tipo bastón para no recargarla, es muy sensata. Las agujas son una mezcla de un carácter lúdico pero refinado, definitivamente tienen mucho estilo.

Detalle de los engastes en la versión femenina

La caja de 39,5 mm tiene las formas clásicas que un diver de los años 60 puede tener, lo que quiere decir que esta marca estuvo haciendo en esa época una relojería consecuente con su tiempo. Esa forma tan integrada que tienen las asas con respecto a la caja es algo que se estilaba en ese momento, lo podemos ver en otras marcas como Seiko y Omega, era una tendencia de la época.

El movimiento de este reloj no es para nada vintage, es algo más bien reciente. Se trata del calibre 39-11, un movimiento manufactura de escape de ancora bastante bien logrado, tratado con mucho mimo en sus terminaciones y acabados por parte e la marca. Este mecanismo de estructura semi esqueletizada ofrece una reserva de marcha de 40 horas y a una frecuencia de 4hz/28.800alt. Ofrece en sus indicaciones horas, minutos, segundos y fecha a las 3.

El nuevo Sea Q de Glashütte Original

Glashütte Original no se pueda atrás en eso de hacer alarde de fondo de armario con esta pieza tan vintage de la que ofrece una versión en acero con cinco opciones de correa distintas, y otras tres referencias orientadas al público femenino porque cuentan con engastes de 47 diamantes de talla brillante en su caja.

No conozco el precio de esta colección, pero para que os hagáis una idea, el producto más sencillo de esta colección tiene un precio de 8.700 €. El Sea Q es una pieza al menos tentadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar