Saltear al contenido principal
LA RELOJERÍA JAMÁS CONTADA
enero 27, 2021 10:28

¿Nos estamos volviendo locos o qué?

&

Crisis tras crisis, esta industria siempre se recicla...

 354 Lecturas de este artículo

Es evidente que cuando logremos recuperarnos de esta pandemia nos vamos a encontrar con una recesión de la que no todas las marcas se van a recuperar, esto simplemente va a suceder.

Veámoslo

La semana pasada se produjo un gran revuelo en toda la comunidad a nivel mundial por la aparición de unos datos que por sí mismos son verdaderamente alarmantes, pues se habla de una caída del 82% en las ventas de la industria relojera suiza durante este lapso de tiempo que el mundo entero se ha visto confinado durante la pandemia.

Ese 82% de la caída de las ventas era lógico que iba a suceder

Si nos detenemos aunque sea por un momento para pensar sobre esto, yo no creo que sea tan grave, porque pareciera que la industria relojera suiza al completo va a entrar en crisis. Sinceramente yo no creo que esto vaya a ser así, pues podría decirse que en este gremio siempre hay una crisis y en esto se les pasa la vida.

Tomando como punto de partida el hecho de que absolutamente nadie necesita un reloj, claro que es algo que afecta a esta industria, pero esto ya viene siendo así desde hace mucho. Como me dijo un amigo, “pero si para saber la hora tocas la pantalla del teléfono móvil y ya está”. Hemos de admitir que la cantidad de gente que piensa así supone un número tan descomunal que no sabríamos cómo cuantificarlo. Aún así, la industria sigue vendiendo relojes, lo que pasa es que parece que nunca es suficiente, eso es otra cosa.

El smartphone, el dispositivo que cambió nuestra forma de vivir

Lo que es verdaderamente cierto es que los hábitos de consumo han cambiado de una forma radical al menos en los últimos veinte años, y este cambio no solo les compete a quienes venden relojes.

Hace pocas décadas lo único que una persona joven tenía entre ceja y ceja era comprarse un coche, ese era el único impedimento entre ellos y la libertad, esta era la gran ventaja que un coche podía ofrecer, ya lo decía un eslogan, “contigo al fin del mundo”.

Pero todo ha cambiado radicalmente. Esto se debe a la aparición del todopoderoso smartphone, ese animal mediático que ha modificado las reglas de nuestra forma de vida. Ahora todo se puede hacer con él: podemos tener un chat, así ya no tenemos que estar anclados al ordenador de sobremesa, pero también podemos tener todo lo que se nos ocurra, inclusive una aplicación de uso de coches compartidos, por eso la juventud ya no necesita un coche, y mucho menos un reloj.

El Apple Watch

Si nos fijamos en las personas que usan reloj, hay un grupo bastante grande de individuos que se decantan por un smartwatch. Por cierto, nadie puede negar que a la industria relojera ya les gustaría hacerse con ellos como clientes. Me refiero concretamente a los que usan el Apple Watch, y es que se sabe que las ventas de este reloj ya superan a las ventas de toda la industria relojera suiza en su totalidad. No sé cómo lo han hecho los de Apple, pero con decir que esta gente va en serio creo que ya me quedo corto: este reloj aporta una imagen de estatus de un perfil profesional con ese toque tecnológico que no deja a nadie indiferente.

Si visitáis su sitio web, tienen tantas opciones que realmente es difícil elegir uno fácilmente. Este es el verdadero dolor de cabeza de toda la industria relojera suiza, y la cosa no se queda así, porque aparte de este hay una gran variedad de smartwatches en el mercado. Ahora os dejo una pregunta, ¿cuántos de estos usuarios de smartwatches tendrán también un Submariner esperando en un cajón?, ¿cuántos?

El Apple Watch, capaz de crear muchos dolores de cabeza a la industria relojera suiza

Este par de razones hacen que la industria relojera suiza busque empatizar con un tipo de público que aún no se ha decantado por una opción especifica y puede pasar a convertirse en un cliente de determinada marca, algo que con el marketing correcto y un buen uso de las redes sociales están ayudando a divulgar.

Pero pese a todo eso, ahora mismo lo que viene es una recesión y se va a notar en todos los ámbitos. Lo que pasa es que en algunos entornos se notará menos que en otros. Sinceramente yo no creo que Rolex y Patek se vean afectados o que vaya a influir mucho en sus ventas, pero en otros segmentos se notará una caída. Ahora mismo se trata de saber quiénes van a sobrevivir, eso está claro.

Esta entrada tiene un comentario
  1. Mauricio, tu punto de vista es coherente y lo comparto. Tu previsión a futuro lógica.

    Pero si algo nos está enseñando la Covid-19 es que ninguna empresa o país es lo suficientemente grande para no caer, inclusive las que tienen o mejor dicho, tenían buena caja como es el caso de Lufthansa, a la que el gobierno aleman ha tenido que rescatar.

    Con los datos de exportaciones que no ventas, de relojes suizos de junio, con una caída del 60 por ciento, no descartemos que grandes marcas puedan llegar a caer, por desgracia para el sector y los aficionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar