Saltear al contenido principal
LA RELOJERÍA JAMÁS CONTADA
enero 27, 2021 10:06

MB&F en modo retro

&

Todo le sale bien a esta gente...

 155 Lecturas de este artículo

Voy a contaros las recientes andanzas de MB&F, tienen bajo el brazo muchos proyectos interesantes, como siempre.

Vamos a verlo

MB&F es el nombre del proyecto de Maximilian Büsser, la forma en que llamó a la forma de expresar su relojería siempre en compañía de sus amigos. En realidad la palabra “amigos” engloba algo mucho más importante que una simple amistad, aunque suene un poco extraño esto que os estoy diciendo, esta palabra representa para Büsser una filosofía de trabajo.

La version del HM3 Frog del 2010

Dicha filosofía tiene su razón de ser en esa postura con la que esta marca ha desarrollado algo del que absolutamente todas las otras marcas están tomando nota. Se trata de las colaboraciones, algo que puede parecer hasta superfluo en estos días, para la marca ginebrina es una forma muy inteligente de ejercer la relojería.

MB&F es la empresa que ha hecho de las colaboraciones su forma de vida, más que ninguna otra marca, porque lo hace de una forma en la que le da trabajo a las empresas de la región.

La presente edición del HM3 Frog

Esto es algo que se cumple casi en todos sus proyectos, cuando ha requerido de algún proveedor fuera de Suiza obviamente lo hace porque no lo tiene a su alcance. Como por ejemplo las pantallas de cristal soplado de Murano, que han hecho que la marca fije su atención en el país transalpino para ello, y luego de tanta búsqueda se haya el hecho con el mejor artesano de esta especialidad. Así es esta marca que usa para sus piezas solamente lo mejor.

La pieza en la muñeca

Algo que también hace muy bien MB&F es la forma en que gestiona su patrimonio, esto parece una chorrada pero en realidad cuidan mucho de su marca, pues aparte de hacer ediciones limitadas de todo lo que hacen, cuando hacen una reedición solamente hacen alguna pieza suelta y poco más; así no devalúan la marca ni su producto.

Esto lo vemos a diario con las grandes marcas con estas reediciones de sus modelos históricos, lo hacen en unas cantidades tan grandes que devalúan el valor del modelo original.

HM3 frog de MB&F

Esto es más grave de lo que parece, pues no todos los CEO´s de una marca saben diseñar relojes, pues como vienen del sector de los negocios lo que hacen es vivir de reeditar piezas históricas, y aunque no lo parezca poco a poco están devaluando a sus marcas. La creatividad necesaria para crear algo nuevo no existe y es entonces cuando vemos a otra marca haciendo relojes mediocres para el gran público, con un poco de marketing y utilizando palabras como vintage, artesanía, y relojería honesta se creen van a resolver sus permanentes crisis de identidad. Este no es el caso de MB&F, para muestra un botón.

En el año 2010, MB&F presentó una pieza muy relevante que dio un gran paso hacia delante en la forma en que consolidó su identidad estética. Me refiero al HM3 Frog, la pieza que se convirtió en la primera mascota de la marca.

HM3 Frog de MB&F

Lo cierto es que esos ojos en forma de globo en que la marca nos ofrece las horas y los minutos son algo simplemente irrepetible. La forma en que dispone del rotor del calibre automático en el centro de la pieza, junto con los innumerables detalles que posee fueron los argumentos para que el HM3 Frog se convirtiera en un objeto icónico. Una década después, la marca celebra su existencia con una edición limitada de 10 unidades por cada color que se comercializan por un precio de 128.000 €.

Esta no es precisamente una celebración huérfana, esta marca desarrolla tantos proyectos a la vez que no sé como les da tiempo para respirar. Existe otra pieza que celebra una década de vida.

Vista cenital del HM4 Kittyhawk

Me refiero a la HM4, una pieza única que procede del prototipo original, y que cuenta con ese interesante detalle que se convirtió en tendencia en la aviación mundial durante la segunda guerra mundial, el arte de pintar las narices de los bombarderos llamada Kittyhawk. Dicha modalidad tuvo como su lienzo más representativo al Curtis P-40 Warhawk, el conocido avión de combate estadounidense que fue adoptado por varias de las fuerzas aliadas. Entre ellas la fuerza aérea de la mancomunidad de países británicos en oriente medio y África del norte en 1941.

HM4 Kittyhawk de MB&F

El HM4 Thunderbolt fue presentado en el año 2010, haciéndose con varios galardones como el mismísimo Gran Premio de Relojería de Ginebra al mejor diseño de ese año.

En todo este mercado relojero tan convencional, una pieza tan innovadora con esas capsulas gemelas que ofrecían indicaciones de horas y minutos junto a la reserva de marcha, se consideró algo totalmente rompedor en su momento.

HM4 Kittyhawk de MB&F

Luego de varias reinterpretaciones en los años siguientes, la marca presenta esta pieza única a modo de homenaje por su décimo cumpleaños, se trata del prototipo original de titanio al que se le han agregado esa interesante gráfica en el costado del fuselaje. Esta pintura en miniatura ha estado a cargo de la artista Isabelle Villa.

Acompañan a estas pinturas unos acabados dignos de cualquier casa de alta relojería, la combinación de superficies pulidas y satinadas son las responsables de establecer unos volúmenes acertados. Este es solo un ejemplo de como se puede hacer un pieza retrofuturista y ser elegante a la vez, no puedo decir que me lo guarden, pues solamente han hecho uno, se me adelanta alguien seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar