Saltear al contenido principal
LA RELOJERÍA JAMÁS CONTADA
enero 27, 2021 11:41

La nueva normalidad

&

Ahora mismo quién va a comprar un reloj...

 435 Lecturas de este artículo

A partir del 11 de mayo comenzará en muchas partes de España la fase 1 de la tan esperada desescalada de esta pandemia que nos ha sacudido a todos. En algunos lugares del país con menos índice de población esto ya ha comenzado, mientras que en otras regiones comenzará después; algo similar a lo que están haciendo nuestros vecinos transalpinos y galos.

El final de todo este proceso será el comienzo de una etapa nueva e inédita del orden mundial que conocemos. Algo que se ha dado en denominar como la “nueva normalidad”. En estas circunstancias los analistas predicen la llegada de la madre de todas las recesiones, algo que es precisamente todo lo contrario a la bonanza económica. Por ello, decidme: ¿quién se va a comprar un reloj ahora?

Novedad de Cartier presentada en Watches & Wonders

Si queréis que os explique lo que ha sucedido en los dos últimos meses en el ámbito de la relojería, debo relataros una serie de sucesos bastante convulsos en el ámbito empresarial que no pasaba desde hacía mucho en la industria relojera.

Todo comenzó con la obligada cancelación del Watches & Wonders, debido a la expansión del Covid-19. Estaba claro que Baselworld iba a caer de forma inmediata. Si Watches & Wonders coordinó sus fechas para unificar su estrategia con Baselworld y luego resulta que cancela, pues era obvio que este último debía cancelar también.

Lo que vino a continuación tampoco fue alentador, pues los de Basilea para ese momento ya no contaban con la suficiente liquidez para devolver las cantidades que les fueron ingresadas por todas las marcas. Baselworld trató de solventar esta situación en un intento de canje para la edición del 2021.

Novedad de IWC presentada en Watches & Wonders

Obviamente las empresas más serias como Patek & Philippe, Rolex y Tudor han solicitado en primer lugar que les reintegren todo lo que se les adeuda. Esto fue lo que desencadenó aquel comunicado de prensa conjunto que anunciada la salida de Baselworld de Patek Philippe y Rolex. Ante algo así la feria de Basilea no puede sostenerse; es decir ,que desde ya no va a haber una edición 2021, porque ya no va a haber más Baselworld.

Lo que sí va a haber es otra feria en Ginebra, sincronizada con Watches & Wonders y en el mismo recinto. Me parece más adecuado con estos tiempos sincronizar este tipo de eventos. La verdad es que resulta más sencillo, dicho sea de paso. Los grandes beneficiados han sido los que se han ido de Basilea, porque ahora están en su propia ciudad.

Novedad de Jaeger LeCoultre presentada en Watches & Wonders

¿Si ya la situación relojera mundial no era alentadora, cómo lo va a ser ahora con esta súper recesión?

Evidentemente el sector relojero ha movido ficha, pues han venido sucediendo una serie de presentaciones que ya estaban pautadas por las marcas y que ya no podían postergarse, además de la acertada decisión de hacer un Watch & Wonders Online.

Creo que tal vez por lo precipitado de toda esta situación esa página web pudo tener algunos fallos y hasta le ha hecho falta un poco de desarrollo, pero considero que han cumplido porque ha sido muy acertado haber ofrecido este evento aunque únicamente haya podido realizarse online. Aparte de este evento, muchas marcas han hecho presentaciones de prensa a través de aplicaciones, en este sentido hemos aprendido muchísimo todos de lo realmente útiles que son estas herramientas. Internet es el verdadero triunfador en esta pandemia, ha crecido al menos un 500% a nivel mundial.

Todas estas presentaciones buscan incentivar una reactivación inmediata con este comienzo de la nueva normalidad. Lo que sucede es no sabemos si será lo que realmente se espera en cuanto a ventas; en este sentido yo tengo mi propia teoría.

Novedad de Panerai presentada en Watches & Wonders

A esta crisis van a sobrevivir las empresas financieramente más estables como Patek Philippe y Rolex, incluyendo a algunas marcas de alta relojería e independientes. Todas estas marcas venderán, pero seguramente serán menos unidades de las que acostumbraban.

Quienes posiblemente salgan más perjudicados obviamente serán el grupo de marcas con una mayoría de productos que rondan la media de los 10.000 euros; y también esos segmentos relacionados directamente con la clase media como el de menos de 5.000 €, de 3.000 € y de menos de 1.000 €. Me refiero específicamente a aquellos que montan movimientos genéricos.

Creo que tal vez estos dos o tres últimos segmentos sufrirán más que otros, aquí entran una cantidad de marcas a las que todo esto les puede afectar. El público que consume de media estos tres segmentos se desenvuelve en un sector profesional que probablemente, por meros cálculos porcentuales, se encontrará en un Erte durante un periodo largo o que simplemente perderá sus empleos, ellos son quienes compran estos relojes.

Esto se va a notar de forma significativa en las piezas por debajo de 1.000 €. Las cosas no volverán a ir bien durante cierto tiempo y lo peor de todo es no se desconocen durante cuánto. Espero que todas estas marcas tengan la suficiente reserva de marcha para continuar dando la hora en esta nueva normalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar