Saltear al contenido principal
LA RELOJERÍA JAMÁS CONTADA
diciembre 1, 2020 10:13

L.U.C Skull One de Chopard, alegórico

&

 222 Lecturas de este artículo

Este es el L.U.C Skull One de Chopard, que celebra la festividad mexicana del día de los muertos.

Veámoslo

La casa Chopard nos presenta una referencia que hace una clara alusión al día de los muertos, la popular celebración del país azteca para el día de los difuntos tiene una gran trascendencia, por esa particularidad de convertir de un tema meramente funerario en una celebración. Tanto así, que costumbres de otras latitudes como Halloween no le hacen sombra.

L.U.C Skull One de Chopard

Lo mismo pasa con Chopard, una marca que a veces creo que es infravalorada por el gran público, pero su relación con la alta relojería no se trata de simples escarceos.

Chopard predica en su hacer un verdadero catalogo de quehaceres artesanos, que a veces tal vez no nos percatemos porque podamos confundir alguna de sus colecciones más asequibles, como puede ser la Mille Miglia.

El montaje de la pieza

Lo que sucede es que además de esta línea, existen otras colecciones realmente interesantes que generalmente están equipadas por movimientos L.U.C de estricta manufactura. Si queréis ver un ejemplo de esto podéis ver lo que os traigo hoy.

Se trata del L.U.C Skull One de Chopard, en su contenido temático celebra el día de los muertos, la popular fiesta del día de los difuntos. Una interesante forma de llegar al esa renombrada clase alta que todas las marcas desean contactar, cada vez que se presenta una edición del Salón Internacional de la Alta Relojería (SIAR), que se celebra cada año por estas fechas en la ciudad de México.

El fondo visto

La pieza se presenta en una caja de acero inoxidable de 40 mm de diámetro con un acabado granallado, una forma distinta de ofrecer un tono oscurecido satinado.

La esfera ofrece el popular motivo de la calavera en un acabado lacado, que alberga unas agujas doradas de tipo dauphine con indicaciones numéricas en los cuartos y de tipo bastón cada cinco minutos. El resultado es bastante obvio, pues la esfera en su conjunto tiene un gran contraste.

La parte trasera del movimiento

El movimiento elegido por Chopard para esta pieza no es otro que el 96.53-L, un calibre que es utilizado con regularidad en piezas bastante planas como esta, en donde la marca se vale con el recurso de utilizar un pequeño microrrotor, de una aleación en donde el material predominante es el tungsteno.

Este calibre sigue siendo bastante plano inclusive con el doble barrilete con el que cuenta que le permite ofrecer unas 58 horas de reserva de marcha. Oscila a una frecuencia de 4hz/28.800alt. Esta es una edición limitada de 100 unidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar