Saltear al contenido principal
LA RELOJERÍA JAMÁS CONTADA
agosto 4, 2020 15:36

Big Bang e de Hublot, objeto de deseo

&

Cuando lo tienes en tus manos no lo quieres soltar…

 216 Lecturas de este artículo

Este es el Big Bang e de Hublot, o la forma de convertir la tecnología en un objeto de deseo.

Veámoslo

Hublot es una marca que ha seguido una estrategia muy clara desde que fue adquirida por el grupo LVMH, pues teniendo la conciencia de la importancia del ADN en este negocio, ha sabido construir una identidad sólida e irrefutable.

El Big bang e de Hublot

Esto lo ha logrado haciendo algo que no todos saben hacer, que es rizar el rizo. Si tuviera que decirlo de otra manera, la firma de las afueras de Ginebra ha aplicado el famoso dicho de “zapatero a tus zapatos” de forma literal, porque lo que han hecho es centrarse en trabajar correctamente la identidad de la marca, me refiero al Art of Fusion.

Hublot ha invertido lo necesario en el desarrollo de materiales, porque ha entendido como algo necesario dominar varios materiales para poder combinarlos entre sí. En su manufactura de Nyon pude ver ese innovador sistema de fundición de oro que tienen, con el que son capaces de desarrollar muchos materiales distintos. También con la cerámica se manejan bastante bien. Ahora mismo en el área de mecanizado de cristal de zafiro, para poder hacer cajas de ese material, definitivamente son la vanguardia, sin duda alguna.

Algunas de las versiones disponibles del Big Bang e

Hublot también se ha ceñido a la estrategia global que tiene su propietario, me refiero al grupo LVMH, en esa clara tendencia a ofrecer un producto cada vez más fiable en el segmento de los smartwatches, actuando de forma conjunta con su casa hermana Tag Heuer.

Esto parece una tontería, pero no lo es. El hecho de que dos grandes marcas de este mercado se pongan de acuerdo en seguir una estrategia conjunta tiene un claro objetivo. Y ese objetivo no es otro que competir con el Apple Watch, este animal del consumo que ha sido el único capaz de igualar con sus ventas a toda la industria relojera suiza.

El fondo del Big Bang e de Hublot

Hublot se acopla a esta estrategia y, como muestra de ello, nos trae el Big Bang e. Esta es la evolución actual de la pieza presentada en el año 2018, aquella que hicieron para el Mundial de Futbol de Rusia, el Big Bang Referee 2018 FIFA World Cup Russia. Este Big Bang e es un potente smartwatch que se viste de materiales concebidos a partir del arte de la fusión en forma de Big Bang. No hay mejor pieza para hacer este reloj que con el modelo insignia de esta marca, el que la ha hecho realmente grande.

Si queréis que os diga cuál es la parte más relevante de esta propuesta, Hublot ha tratado de humanizar un poco este reloj añadiendo funciones de relojes mecánicos, eso está muy bien. Es muy destacable el hecho de comprar un smartwatch y poder tener la sensación de un reloj mecánico gracias a las incorporaciones de un calendario perpetuo, unas muy precisas fases lunares y un segundo huso horario muy bien conseguido. Esto definitivamente es un valor añadido a nuestra compra, sin necesidad de saber el nombre del procesador que tiene, que es una mera formalidad, y en su lugar ponerte a mirar unas fases lunares y ese calendario perpetuo, eso sí que es un plus.

Vista tres cuartos del Big Bang e

El Big Bang e de Hublot cuanta con un procesador Qualcomm de 4 núcleos de hasta 1,094 GHz y una memoria RAM de 1 GB/8 GB Flash. Tiene unos cuantos sensores, como un acelerómetro, un giroscopio, micrófono, motor CC (vibración), LLOB que no es otra cosa que un sensor de baja latencia fuera del cuerpo, ALS, sensor de luz ambiente y OTS sensor de seguimiento óptico.

El Big Bang e de Hublot se produce en dos interesantes versiones de 42 mm. En titanio por 5.100 € y en cerámica, que es muy guapo la verdad, por 5.700 €.

El perfil del Big Bang e

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar